La casa Thiers

imagen imagen_portada.jpg

Carlos Thiers Püschel era un conocido agricultor de la zona, si bien nace en Chile se vincula a la colonia alemana, pues sus padres, Christian Thiers Loth y Ernestina Püschel, fueron migrantes que salieron por barco desde Hamburgo, llegando a Valdivia en 1854 y luego a Puerto Montt en 1856.

Thiers Püschel vivió y desarrolló su actividad de agricultor e industrial en la ciudad de Imperial, donde se destacó con el funcionamiento del Molino Thiers. Luego se trasladó a Temuco, encargando la construcción de la casa a Armando Caballero - arquitecto de Viña del Mar-, siendo edificada en 1924. En esos momentos la propiedad era mayor de lo que es ahora; por el sur llegaba hasta la calle San Martín, la actual calle Thiers era parte de la propiedad, espacio que fue cedido por Thiers a la creciente cuidad para comunicar Avda. Alemana con San Martín. El pasaje el Bosque siempre fue su límite Este, que era el lugar de entrada primero para el calesín -carruajes de paseo tirado por caballos para dos personas abierta por delante con capota o toldo- que más adelante sería reemplazado por un automóvil (1929).

La casa se edificó utilizando metodologías antiguas de construcción: paredes estucadas con un armado interno de cemento y madera, además se utilizó ladrillo, entramado de metal y yeso. La ornamentación interior fue con muebles finos traídos de Europa. A la muerte de Carlos Thiers se subdivide el terreno y se arrienda la casa, hasta que es comprada por Bienes Nacionales, y trasferida, posteriormente, a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, en 1970.

La casa y el parque Thiers fueron decretados Monumento Histórico el 22 de enero de 1996, decreto N°31, del Consejo de Monumentos Nacionales.

Recursos adicionales

Materias: Historia - Institucional
Palabras clave: Thiers
readspeaker